01
/
01
/
Cachi®

No nos equivoquemos, todo está en el bicho.

Desde que empecé a trabajar a los 17-18 años siempre he tenido claro que con actitud puede conseguirse casi cualquier cosa. Nunca había corrido más de 2km seguidos y en 2014 empecé a entrenar por mi cuenta; en 2015 corrí una media maratón con relativa comodidad. Quizás sea una sensación mía, pero creo que no todo el mundo usa los criterios que voy a exponer en sus procesos de selección.

attitude – Resume Cheetah

Durante toda mi trayectoria profesional he tenido la suerte de trabajar en muchas empresas, en todas ellas he aprendido algo, tanto de mis superiores como de los compañeros que he tenido. Por suerte, o no, han ido confiando en mí y he podido evolucionar desempeñando poco a poco puestos de mayor responsabilidad.

Cuando empiezas a seleccionar y gestionar a gente te das cuenta de que la parte más compleja es precisamente esa, las personas. Seleccionar bien es muy complicado, pero gestionar a las personas después, “una vez están contigo” es la parte más compleja.

Por todo esto en la selección siempre me ha preocupado más la actitud que la aptitud. Se trata de encontrar a perfiles que tengan intención de trabajar, entender que su salario tiene que tener una rentabilidad para la compañía, que defiendan la compañía como si fuese suya y que, ante un problema, tengan capacidad de comunicación con su superior, en lugar de dedicarse a contaminar al resto.

Para mi la actitud tiene un peso de un 70%, dejando solo un 30% para la aptitud, porque con actitud casi siempre se puede aprender, siempre lo he pensado y, al menos en mi caso, el tiempo me viene dando la razón.

En 2014 recibí un correo en la compañía en la que trabajaba, el asunto era Autocandidatura desarrollador web. Omitiendo los datos del candidato, copio y pego el texto de aquel correo.

Mi nombre es xxxxxxxx y soy un programador web vallisoletano.

Querría hacerle saber, que mi actitud emprendedora y mi capacidad de superación, han hecho que recientemente cambie mi residencia a la ciudad de Málaga en busca de una oportunidad laboral y que por tanto podría cambiar de nuevo mi residencia a La Coruña sin ningún problema, debo decirle que creo que mi forma de ser se adaptaría perfectamente a su empresa y que lograríamos unos resultados satisfactorios para ambas partes.

Acabo de terminar mis estudios de Técnico Superior de Desarrollo de Aplicaciones Web con una nota media de 9.7 y además dispongo de estudios de Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red con mención de matrícula de honor aunque actualmente estoy totalmente centrado en el desarrollo de software. 

Me gustaría que supiera que estaría encantado de empezar mi carrera profesional en su empresa y que debido a mi interés por trabajar en este campo, desearía tuviese en cuenta mi candidatura para el área de desarrollo de software. 

Estoy intentando hacerme un hueco en el mundo del desarrollo de software y por lo tanto, soy consciente de que no soy un profesional con una larga experiencia, así que podríamos buscar algo que beneficie a ambos, necesito una oportunidad para demostrar mi valía. 

Mi último proyecto con Ruby on Rails, Bootstrap, jQuery, AJAX, LESS, CSS3 y bajo HTML5 puede encontrarlo en la siguiente dirección: 

http://demo.opendraft.es/login 

Y puede probar las funcionalidades entrando con las siguientes credenciales: 

Usuarios: alu1, profe1 y empre2. 
Contraseñas: alu1, profe1 y empre2.

Opendraft es una plataforma orientada a las empresas que colaboran con el centro de estudios en la que puedan consultar los progresos de los alumnos en el último curso de los módulos de formación profesional y con esa información en la mano y en base a determinados criterios dichas empresas podrán seleccionar a los candidatos que consideren más adecuados para la realización de las prácticas obligatorias. 

En cuando a la programación bajo PHP, he manejado de manera intensiva durante 4 meses el framework MVC en PHP llamado Yii, que unido a jQuery, AJAX y el framework Bootstrap hacen una mezcla perfecta para realizar trabajos responsive. 

Puedo mostrarle AMPASS que es una aplicación de tipo empresarial cuya función es la de administrar cientos de contraseñas de diversos servicios de forma centralizada, con un sistema de roles: administrador y usuario estándar. El administrador posee privilegios para generar usuarios del sistema, empresas cliente (de las cuales se guardan sus contraseñas), tipos de servicios y atributos de servicios, además posee control total sobre todas las contraseñas que gestionan los usuarios. Dispone de un sistema de mensajería interna para los usuarios y un sistema de correo electrónico. Para la sección de contraseñas se ideó un sistema de permisos (tipo Windows) y grupos para definir los privilegios que cada usuario dispone sobre las contraseñas. Además se creó un plugin jQuery generador de contraseñas con distinto grado de complejidad y fuerza. Para el acceso a la aplicación debe contactar conmigo y podrá ver su funcionamiento y su código fuente. 

Utilizo distintos sistemas de repositorios como gitlab, github o redmine y manejo git desde la consola, actualmente estoy tocando Prestashop y algunos de los trabajos que figuran en el CV están realizados en Joomla. 

Si busca a un profesional experto en la materia o no tiene un proceso de selección abierto debo decirle que al menos tenga en cuenta mi candidatura para futuros procesos de selección, me adapto rápido y aprendo más rápido. 

Si necesita saber más datos, puede acceder a mi perfil de Linkedin: es.linkedin.com/in/xxxxxxx o si prefiere una entrevista personal contacte conmigo, estaré encantado de aclarar todas sus dudas. 

Agradeciendo de antemano la atención prestada y a la espera de noticias, se despide atentamente xxxxxxxxxx.

Hicimos un Skype que no recuerdo cuánto duró, pero a los 10 minutos ya quería contratarlo. Creo que no hace falta decir nada, era obvio que con esa actitud iba a salir bien. Llegó a la empresa y, siendo su primer trabajo como desarrollador, a los dos meses era de los mejores del equipo.

En 2017 teníamos un área crítica dentro del departamento de TI, era un tema complejo, la gestión de la plataforma telefónica de la compañía, era una centralita Aspect. Habían pasado varios de los miembros del departamento por ese equipo, todos acababan rindiéndose: “es un fabricante desconocido, hay poca documentación en castellano, el actual administrador de la herramienta no tiene tiempo para formarme, etc…”.

Teníamos un servicio de soporte local, un nivel 1, dentro de ese equipo había un chico proactivo, no hablo de un perfil con unos conocimientos extraordinarios, de hecho no era informático, pero había trabajado de informático y era una persona tenaz, ordenada, implicada y con una actitud siempre orientada a solucionar los problemas y hacer equipo. Hablando un día con Pocholo, el administrador de la herramienta, le comenté ¿oye tú no ves que xxxxxx sería un buen administrador de Aspect? No recuerdo qué me contestó, pero fue algo así como “hemos pensado lo mismo“. Me senté con él y se lo propuse; de antemano sabía que era probablemente el perfil con menos conocimientos de telefonía y probablemente de sistemas en general del departamento (¡estaba de N1!).

No solo no nos defraudó, encajó a la perfección, mejoramos la gestión de muchas cosas, documentamos procesos que no estaban documentados y ganamos en eficiencia, además de perder la dependencia que existía en un área crítica de la compañía.

Estos dos casos, así como otros que harían de este un post demasiado largo, evidencian que con la actitud y el comportamiento adecuados puede adquirise el conocimiento para defender una posición que puede no ser tu posición natural. A veces nos centramos en leer currículums en lugar de hablar, entender y conectar con la persona para saber si es realmente el recurso que buscamos o si puede llegar a serlo.

No nos equivoquemos a la hora de seleccionar, todo está en el bicho y eso viene de serie. Fijémonos más en los valores, que están desapareciendo por dejarlos de lado, y olvidémonos de las certificaciones y los títulos.